Exposición virtual
16 fotografías
Selección de fotografías y textos: Virginia López de Maturana

El franquismo fue un régimen dictatorial que, tras una cruenta Guerra Civil (1936-1939), puso fin a la primera experiencia democrática en España. A pesar de las posturas inmovilistas de buena parte de sus dirigentes, durante sus casi cuatro décadas de existencia (1939-1975), la dictadura fue evolucionando. Así, hubo de adaptarse a diferentes coyunturas internacionales y, sobre todo, a las transformaciones sociales internas que, progresivamente, parecieron preparar el definitivo cambio político en la etapa de la Transición.
Si existe una ciudad en la que dichas transformaciones económicas, sociales y culturales tuvieron especial relevancia, esta fue Vitoria. De este modo, y fruto del impulso de diversas instituciones locales, la capital alavesa pasó de ser una ciudad levítica –en palabras del historiador Antonio Rivera– y de poco más de 40.000 habitantes en la década de 1930, a ser una ciudad moderna, integradora e industrializada, que contaba con 170.000 habitantes a la muerte del dictador.
En esta exposición, y gracias a las fotografías custodiadas por el Archivo de Álava, veremos materializados estos cambios a través de cuatro de las visitas que el dictador realizó a Vitoria. Dos de ellas, en la década de 1940: en 1945 –tras su proclamación como diputado general honorario–, y en 1947, con motivo del IV Centenario del fallecimiento de Francisco de Vitoria, padre del Derecho Internacional. Más tarde, en 1953 –cuando inauguró el edificio que albergaba el Gobierno Civil y el Palacio de Justicia– y, por último, la que realizó en 1964 con motivo de los XXV Años de Paz, cuando visitó las nuevas zonas industriales y las zonas de ocio recientemente inauguradas. 

1.- DIPUTADO GENERAL DE ÁLAVA
En el periodo de mayor fascistización –que coincidió cronológicamente con la Segunda Guerra Mundial–, se llevaron a cabo diversos actos de exaltación del régimen. Uno de los más significativos fue la proclamación de Franco como diputado general honorario “por el reconocimiento de las peculiaridades típicas de la tierra alavesa” y por el “desarrollo de las mismas en cuantos asuntos a nuestro régimen privativo [el Concierto Económico] se han presentado” (Pensamiento Alavés, 2-marzo-1944). Un año más tarde, en septiembre de 1945, el dictador visitó la ciudad para tomar posesión del cargo honorífico, y se dirigió a los alaveses desde el Palacio de la Provincia (NODO, 1-octubre-1945). Desde allí justificó la sublevación militar de 1936 y la posterior contienda civil, tras la cual –a su parecer– había surgido un nuevo régimen defensor de dicha idiosincrasia local: “En vuestra evocación a las viejas tradiciones alavesas, en vuestro apoyo a los viejos fueros, está toda la razón de nuestra Cruzada” (Pensamiento Alavés, 17-septiembre-1945).

Acto de proclamación de Franco como diputado general honorario (2-III-1944).
ATHA-MIN-PP-001-075

1.- ARABAKO DIPUTATU NAGUSIA
Faxistizazio handieneko aldian –kronologikoki Bigarren Mundu Gerrarekin bat etorri zen– erregimenaren gorespenezko hainbat ekitaldi egin ziren. Adierazgarrienetako bat Franco ohorezko diputatu nagusi izendatzea izan zen, “Arabako lurraldearen berezitasun tipikoen aitorpenarengatik” eta “gure araubide bereziarekin [ekonomia itunarekin] loturik sortu diren gai guztietan haiek garatzeagatik” (Pensamiento Alavés, 1944-III-2). Urtebete geroago, 1945eko irailean, diktadoreak gure hiria bisitatu zuen ohorezko karguaz jabetzeko, eta arabarrei mintzatu zitzaien Foru Aldundiaren Jauregitik (NODO, 1945-X-1). Handik, 1936ko altxamendu militarra eta ondoriozko gerra zibila justifikatu zituen, haren ondotik –bere iritzian– bertoko idiosinkrasia horren aldeko erregimen bat sortu baitzen: “Arabako tradizio zaharren ebokazioan, antzinako foruekiko zuen atxikimenduan, gure gurutzadaren arrazoi guztia dago” (Pensamiento Alavés, 1945-Iraila-17).

Franco ohorezko diputatu nagusi izendatu zen ekitaldia (1944-III-2).
ATHA-MIN-PP-001-075

2.- LA MEDALLA DE FRAY FRANCISCO DE VITORIA
Aunque ya en la década de 1920 se planteó en Vitoria la idea de erigir un monumento a Francisco de Vitoria, esta reivindicación tuvo su cénit durante el franquismo. En 1945 se inauguró en Vitoria, junto al parque del Prado, un monumento a fray Francisco, obra de Moisés Huerta, con la inscripción “Álava y Vitoria a quien tanto honró su nombre”. A la inauguración asistió el propio Franco, con ocasión de su nombramiento como diputado general honorario de la provincia. Dos años más tarde, en 1947, y con motivo del IV Centenario de su fallecimiento, el Ayuntamiento de Vitoria creó la Medalla Fray Francisco de Vitoria, que entregó ese año a Franco. En su visita a comienzos del mes de septiembre (Pensamiento Alavés,  1-septiembre-1947), el dictador declinó recibirla a favor del Papa Pío XII (NODO, 15-septiembre-1947). Esta medalla llegó a concederse al presidente de los Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower (1960), tras haber firmado los acuerdos con España que habían impulsado su reconocimiento internacional. En la actualidad se concede a “personas físicas o instituciones que se hayan destacado en el contexto internacional por la defensa de los derechos humanos y la promoción de los valores de la democracia, la paz y la cooperación internacional”.

Monumento de Francisco de Vitoria, padre del Derecho Internacional.
ATHA-GUE-CD-04291

2.- FRAI FRANCISCO DE VITORIA-REN DOMINA
1920ko hamarkadan jada Francisco de Vitoria-ren monumentu bat eraikitzeko asmoa planteatu bazen ere, frankismoaren garaian heldu zen bere gailurrera eskakizun hori. 1945ean inauguratu zen Gasteizen, Prado parkearen ondoan, Frai Franciscoren monumentua, Moises Huertak egina, inskripzio hau duena: “Álava y Vitoria a quien tanto honró su nombre”. Franco bera etorri zen inauguraziora, probintziako ohorezko diputatu nagusi izendatu zutela-eta. Bi urte geroago, 1947an, haren heriotzaren IV. mendeurrena zela-eta, Gasteizko Udalak Frai Francisco de Vitoria-ren domina sortu zuen, eta urte hartan bertan Francori eman zion. Irailaren hasiera aldean egin zuen ikustaldian (Pensamiento Alavés, 1947-IX-1), diktadoreak uko egin zion hura jasotzeari, Pio XII.arentzat utziz (NODO, 1947-IX-15). Domina hori Dwight D. Eisenhower Estatu Batuetako lehendakariari ere eman zitzaion (1960an), Espainiarekin haren nazioarteko onarpena bultzatu zuten akordioak izenpetu ondoren. Gaur egun, “nazioartean giza eskubideak defendatzeaz eta demokraziaren, bakearen eta nazioarteko lankidetzaren balioak sustatzeaz nabarmendu diren pertsona fisiko edo erakundeei” ematen zaie.

Francisco de Vitoria nazioarteko zuzenbidearen sortzailearen monumentua.
ATHA-GUE-CD-04291

3.- LA VISITA DE 1953
El 8 de agosto de 1953 Franco visitó nuevamente la capital alavesa para inaugurar el nuevo edificio que albergaba el Gobierno Civil y el Palacio de Justicia en la calle Olaguíbel. Con motivo de la visita del dictador, el centro de la ciudad fue profusamente engalanado con enseñas rojigualdas, de Falange, así como con los colores de la bandera pontificia, puesto que, más tarde, las autoridades se trasladaron a las obras de la nueva catedral de María Inmaculada (Pensamiento Alavés, 10-agosto-1953).

La esposa de Franco, Carmen Polo, junto con las de los ministros y autoridades que acompañaron al dictador, también asistieron al acto de inauguración del Gobierno Civil en agosto de 1953.
ATHA-SCH-PC-05528

3.- 1953KO BISITA
1953ko abuztuaren 8an, Francok berriz ere Arabako hiriburua bisitatu zuen, Gobernu Zibila eta Justizia Jauregia kokaturik zeuden Olagibel kaleko eraikin berria inauguratzeko. Diktadorearen bisita zela eta, hiriaren erdialdea barra-barra apaindu zen bandera hori-gorriz eta Falangeren banderaz, bai eta aita santuaren banderaren koloreez ere. Izan ere, ondoren, agintariak Maria Sortzez Garbiaren katedral berriko obretara joan ziren (Pensamiento Alavés, 1953-VIII-10).

Francoren emaztea, Carmen Polo, diktadorearekin egon ziren ministro eta agintarien emazteekin batera, Gobernu Zibilaren inaugurazio ekitaldian ere izan ziren, 1953ko abuztuan.
ATHA-SCH-PC-05528

4.- LAS FUERZAS VIVAS
La visita de Franco a la ciudad en agosto de 1953 contó con la presencia de autoridades como el ministro de la Gobernación (Blas Pérez González) y el de Justicia (Antonio Iturmendi Bañales). Sin embargo, en esta imagen cabe destacar a Gonzalo Lacalle Leloup, alcalde entre 1952 y 1957, el verdadero promotor de la industrialización y del cambio en Vitoria. A lo largo de la década de 1950 llegaron a la capital alavesa empresarios guipuzcoanos que serían fundamentales en la etapa del desarrollo económico de la ciudad, como Juan Arregui o Ignacio Emparanza. Sin embargo, fue el plan de Lacalle en 1956 para la industrialización vitoriana, que tuvo su momento cumbre en la década de 1960, el que permitió el cambio definitivo de una ciudad que triplicó su población en apenas tres lustros. Fruto del crecimiento industrial fue la llegada de inmigrantes de la provincia y de otras zonas del País Vasco y de España.

El dictador, en su entrada al nuevo edificio, flanqueado por el gobernador civil de la provincia, Luis Martín-Ballestero Costea (a su izquierda), y por el alcalde de Vitoria, Gonzalo Lacalle Leloup (a su derecha). Tras ellos, al fondo, observamos al cámara grabando para el Noticiario Cinematográfico Español (NO-DO).
ATHA-SCH-PC-05529

4.- “INDAR BIZIAK”
Francok 1953ko gure hirira egin zuen ikustaldian, zenbait agintari ere etorri ziren, hala nola Blas Pérez González Barne ministroa eta Antonio Iturmendi Bañales Justizia ministroa. Hala ere, irudi honetan Gonzalo Lacalle Leloup nabarmendu behar da, 1952tik 1957ra bitartean alkatea izan zena, Gasteizko industrializazioaren eta aldaketaren benetako sustatzailea. 1950eko hamarkadan zehar, Arabako hiriburura enpresaburu gipuzkoarrak etorri ziren, hala nola Juan Arregi edo Ignacio Emparanza, zeinek garrantzi handia izan baitzuten hiriaren garapen ekonomikoaren aldian. Hala ere, Gasteizko industrializaziorako Lacalleren 1956ko plana izan zen hiriaren behin betiko aldaketa ahalbideratu zuena. Aldaketa horren goren aldia 1960ko hamarkadan izan zen, hiriko populazioa hiru halako egin baitzen hamabost urtean. Industriaren hazkundearen ondorioz, etorkinak heldu ziren probintziatik eta Euskal Herriko eta Espainiako beste alde batzuetatik.

Diktadorea, eraikin berrira sartzean, ondoan dituela Luis Martín-Ballestero Costea Arabako gobernadore zibila (ezkerrean) eta Gonzalo Lacalle Leloup Gasteizko alkatea (eskuinean). Haien antzean, hondoan, kameraria ikus daiteke, Noticiario Cinematográfico Español-entzat (NO-DO) grabatzen.
ATHA-SCH-PC-05529

5.- MARTíN-BALLESTEROS
Otro personaje clave en la historia del franquismo en Álava fue Luis Martín-Ballesteros Costea, gobernador civil de la provincia entre 1946 y 1956. Durante su mandato, dirigió la provincia con mano de hierro. Así, por ejemplo, fue inflexible con los trabajadores que se unieron a la huelga convocada por el Gobierno Vasco en el exilio en 1951. O prohibió a los blusas salir a la calle en cuadrilla durante las fiestas de Vitoria desde finales de la década de 1940 hasta 1954, acusándoles de “gamberrismo”. En la imagen, el gobernador entrega al dictador “El álbum de Álava”, una obra propagandística muy propia de la época en la que se aportaban “copiosos datos referentes a las principales actividades, realizaciones y obras de la provincia en estos últimos años”.

El gobernador civil, Luis Martín-Ballestero Costea, entrega al dictador “El álbum de Álava” en el salón de recepciones.
ATHA-SCH-PC-05534

5.- MARTíN-BALLESTEROS
Araban frankismoaren historian garrantzi handia izan zuen beste pertsonaia bat Luis Martín-Ballesteros Costea izan zen, probintziako gobernadore zibila 1946tik 1956ra arte. Bere agintaldian, probintzia hertsiki zuzendu zuen. Adibidez, zorrotz jokatu zuen 1951n Eusko Jaurlaritzak erbestetik egindako greba-deiari jarraitu zioten langileekin. Eta blusei debekatu zien kuadrillatan kalera irtetea Gasteizko jaietan, 1940ko hamarkadatik 1954ra arte, haiek “oieskeria”z akusatuta. Irudian, gobernadoreak diktadoreari “El álbum de Álava” entregatzen dio, garai haren tankerako propaganda lan bat, “probintziako azken urte hauetako jarduera, egintza eta obra nagusien inguruko datu ugari” eskaintzen zituena.

Luis Martín-Ballestero Costea gobernadore zibila "El álbum de Álava" entregatzen diktadoreari harrera-aretoan.
ATHA-SCH-PC-05534

6.- ORGANIZANDO LAS ACLAMACIONES
Población y representantes del mundo político y social de todas las localidades alavesas llegaron a Vitoria para recibir a Franco, procedente de San Sebastián. Equipos de Radio Nacional de España (RNE) y del NO-DO llegaron a la capital alavesa para dejar constancia de la visita (NODO, 17-agosto-1953). Como se observa en la imagen, en la calle se ubicaron altavoces que iban dando cuenta de la llegada del dictador y de las autoridades. Más tarde propalaron su voz cuando se dirigió a los testigos del acto desde el balcón principal del nuevo edificio.

Población de diversas localidades alavesas aguarda la visita del dictador.
ATHA-SCH-PC-05540

6.- TXALOALDIAK ANTOLATZEN
Biztanleak eta Arabako herri guztietako politika eta gizarte munduaren ordezkariak etorri ziren Gasteizera Francori harrera egiteko, Donostiatik heltzean. Radio Nacional de España (RNE) eta NO-DOko taldeak etorri ziren Arabako hiriburura ikustaldiaren berri emateko (NODO, 1953-VIII-17). Irudian ikus daitekeen bezala, kalean diktadorearen eta agintarien heldueraren berri ematen zuten bozgorailuak ipini ziren. Gero, haren ahotsa zabaldu zuten, ekitaldian bildutakoei mintzatu zitzaienean eraikin berriko balkoi nagusitik.

Arabako hainbat herritako biztanleak diktadorearen bisitaren zain.
ATHA-SCH-PC-05540

7.- LA CATEDRAL INACABADA
La visita continuó en la catedral de María Inmaculada, entonces en obras. Franco fue acompañado en todo momento por el obispo de la Diócesis, José María Bueno Monreal. Recientemente dividida en 1950 al resultar inabarcable –hasta entonces estaba constituida por las tres provincias vascas–, la Diócesis había comenzado a construir esta nueva catedral en 1907, siendo las obras paralizadas por problemas económicos en 1914. En 1946 se reiniciaron las obras de una catedral que fue inaugurada por el propio Franco en 1969.

Franco visita las obras de la catedral de María Inmaculada junto al obispo, José María Bueno Monreal, seguidos por autoridades y sacerdotes de la Diócesis.
ATHA-SCH-PC-05552

7.- KATEDRAL BUKATUGABEA
Garai hartan obretan zegoen Maria Sortzez Garbiaren katedralean jarraitu zuen bisitak. Francorekin une orotan elizbarrutiko apezpikua joan zen, José María Bueno Monreal. Elizbarrutia berriki zatitua zen, 1950ean, handiegia zelako –ordura arte hiru euskal probintziak osatzen zuten–, eta 1907an hasia zen katedral berri hau eraikitzen, baina obrak 1914an gelditu ziren arazo ekonomikoengatik. 1946an berriz ekin zitzaien obrei, eta Francok berak inauguratu zuen katedrala 1969an.

Franco Maria Sortzez Garbiaren katedraleko obrak bisitatzen José María Bueno Monreal apezpikuarekin, atzean agintariak eta elizbarrutiko apaizak dituztela.
ATHA-SCH-PC-05552

8.- ÁGAPE
Seguidamente, el dictador y las autoridades marcharon al Palacio Augustín (Museo de Bellas Artes de Álava), donde los componentes de la Diputación le agradecieron la renovación del Concierto Económico. En los jardines del Palacio asistió a una representación de danzas y bailes y fue agasajado con una merienda.

Ágape. Junto a Franco, preside la mesa el carlista Lorenzo de Cura Lope, presidente de la Diputación entre 1944 y 1958.
ATHA-SCH-PC-05559

8.- ASKARIA
Ondoren, diktadorea eta agintariak Augustin jauregira joan ziren (Arabako Arte Ederren Museoa). Bertan, Aldundiko kideek ekonomia ituna berritu izana eskertu zioten. Jauregiko lorategietan, dantza erakustaldi bat ikusi zuen eta askaria eskaini zioten.

Askaria. Francoren ondoan mahaiburu, Lorenzo de Cura Lope karlista, Aldundiaren lehendakaria 1944tik 1958ra.
ATHA-SCH-PC-05559

9.- LA VISITA DE 1964
Con motivo de los XXV Años de Paz –es decir, del final de la Guerra Civil en 1939– Franco visitó de nuevo Vitoria (NODO, 3-agosto-1964). A finales de julio de 1964 se encontró una ciudad muy diferente: moderna, industrializada, con nuevos barrios, que había recibido el influjo de inmigrantes de todas las zonas de España, y con nuevos hábitos de ocio, nuevos códigos de vestimenta, etc.

Habitantes de los nuevos barrios de Vitoria acuden a recibir al dictador.
ATHA-SCH-PC-09139

9.- 1964KO BISITA
XXV Bake Urteak zirela-eta (hau da, Gerra Zibila 1939an amaitu zen urteurrena), Franco Gasteizera etorri zen berriz (NODO, 1964-VIII-3). 1964ko uztailaren bukaera aldean hiri bat oso desberdina topatu zuen: modernoa, industrializatua, auzune berriekin, Espainiako alde guztietako etorkinen eragina hartuta, eta aisialdi ohitura berriekin, janzteko era berriekin, etab.

Gasteizko auzune berrietako biztanleak diktadoreari harrera egitera etortzen.
ATHA-SCH-PC-09139

10.- RECIBIMIENTO EN LA CATEDRAL
La jornada de ese 29 de julio de 1964 fue muy intensa para Franco. Primeramente visitó la catedral de Santa María –o catedral vieja– recientemente restaurada y asistió a los oficios religiosos (Pensamiento Alavés, 29-julio-1964).

Franco saluda a las autoridades locales en su visita a la catedral de Santa María, en el casco histórico de la ciudad.
ATHA-SCH-PC-09134

10.- HARRERA KATEDRALEAN
1964ko uztailaren 29ko egun hura oso egitekotsua izan zen Francorentzat. Lehenengo, Santa Maria katedrala edo katedral zaharra, berriki zaharberritua, bisitatu zuen eta elizkizunetan egon zen (Pensamiento Alavés, 1964-VII-29).

Franco bertako agintariei agur egiten Santa Maria katedrala bisitatzean, Gasteizko hirigune historikoan.
ATHA-SCH-PC-09134

11.- INDUSTRIA Y DESARROLLO
A continuación visitó las zonas industriales. Allí estuvo acompañado por un personaje clave en la historia de la ciudad: Luis Ibarra Landete, alcalde de Vitoria entre 1957 y 1966. Recogió el testigo de Lacalle y destacó su gestión impulsando un imparable proceso de industrialización y crecimiento en la ciudad.

Visita de la Central Lechera, El dictador flanqueado por Cayetano Ezquerra (a su izquierda) –presidente de la Cámara de Comercio– y Luis Ibarra Landete (a su derecha), alcalde de Vitoria entre 1957 y 1966.
ATHA-SCH-PC-09165

11.- INDUSTRIA ETA GARAPENA
Ondoren, industrialdeak bisitatu zituen. Han, hiriaren historian garrantzi handia duen pertsonaia bat egon zen harekin: Luis Ibarra Landete, Gasteizko alkatea 1957tik 1966ra. Lacalle-rengandik hartu zuen lekukoa eta gestio nabarmengarria egin zuen, hirian industrializazio eta hazkunde prozesu geldiezina bultzatuz.

Esne-zentralaren ikustaldia. Diktadorearen ondoan, Cayetano Ezquerra, Merkataritza-Ganberaren lehendakaria (haren ezkerrean), eta Luis Ibarra Landete, Gasteizko alkatea 1957tik 1966ra arte (haren eskuinean).
ATHA-SCH-PC-09165

12.- VIVIENDA Y PROPAGANDA
En un acto propagandístico, se hizo entrega de títulos a beneficiarios de viviendas de protección oficial. Buena prueba del crecimiento de la ciudad se reflejó en esta explosión de la construcción de viviendas para acoger a los nuevos trabajadores procedentes de muy diversos lugares del país, apertura de nuevas calles y barrios, surgimiento de los primeros supermercados, etc.

Entrega de quinientos títulos a beneficiarios de viviendas de protección oficial.
ATHA-SCH-PC-09159

12.- ETXEBIZITZA ETA PROPAGANDA
Propaganda-ekitaldi batean, agiriak entregatu zitzaizkien babes ofizialeko etxebizitzen hartzaileei. Hiriaren hazkundearen erakusgarria izan zen Espainiako hainbat lekutatik etorritako langile berriak hartzeko etxebizitzen eraikuntza, kale eta auzo berrien sorkuntza, lehenengo supermerkatuen irekiera, eta abar.

Bostehun agiri entregatzen babes ofizialeko etxebizitzen hartzaileei.
ATHA-SCH-PC-09159

13.- UNA NUEVA VITORIA
El Parque Municipal Playa de Gamarra fue inaugurado en 1959. Era la zona de ocio para los nuevos barrios vitorianos, pero también acogía a guipuzcoanos de la zona del Deba que se acercaban a la capital alavesa a disfrutar de sus instalaciones, que fueron ampliándose a lo largo de la década de 1960.

Visita de la comitiva a las piscinas de Gamarra.
ATHA-SCH-PC-09172

13.- GASTEIZ BERRI BAT
Gamarrako hondartzako Udal Parkea 1959an inauguratu zen. Gasteizko auzune berrietako biztanleentzako aisiagunea zen, baina Deba aldeko gipuzkoarrak ere hartzen zituen, Arabako hiriburura etortzen baitziren bertako instalazioez gozatzera. Instalazio horiek handituz joan ziren 1960ko hamarkadan zehar.

Segizioa Gamarrako igerilekuak bisitatzen.
ATHA-SCH-PC-09172

14.- EL DISCURSO

Por la tarde, no faltó el ya tradicional discurso desde el Palacio de la Provincia, ante la atenta mirada de cientos de alaveses.

Franco se dirige a los alaveses desde el Palacio de la Diputación Foral de Álava.
ATHA-SCH-PC-09199

14.- HITZALDIA

Arratsaldean, jada ohikoa zen hitzaldia eman zuen Foru Aldundiaren Jauregitik, ehundaka arabar entzule zituelarik.

Franco arabarrei hitz egiten Arabako Foru Aldundiaren Jauregitik.
ATHA-SCH-PC-09199

15.- Alaveses atentos a las palabras del dictador en la Plaza de la Provincia.
ATHA-SCH-PC-09201

15.- Arabarrak diktadorearen hitzak entzuten Probintzia Plazan.
ATHA-SCH-PC-09201

16.- EN TREN
El dictador marchó a media tarde –camino a San Sebastián– tras inaugurar la tercera generación del tren Talgo. Como se observa en la imagen, un buen número de vitorianos despidieron al dictador en la estación vitoriana antes de su partida hacia la capital guipuzcoana.

Inauguración del nuevo Talgo III.
ATHA-SCH-PC-09212

16.- TRENEZ
Arratsalde erdian diktadorea Donostiarantz abiatu zen, Talgo trenaren hirugarren jenerazioa inauguratu ondoren. Irudian ikus daitekeen bezala, gasteiztar askok agur egin zioten diktadoreari Gasteizko geltokian, Gipuzkoako hiribururantz abiatu baino lehen.

Talgo III berriaren inaugurazioa.
ATHA-SCH-PC-09212

Bibliografía:
- De Pablo, Santiago; López de Maturana, Virginia: Álava insólita. Símbolos, mitos y lugares de memoria, Bilbao, Ed. Beta, 2018.
- González de Langarica, Aitor: La ciudad revolucionada. Industrialización, inmigración, urbanización (Vitoria, 1946-1965), Vitoria-Gasteiz, Ayuntamiento, 2007.
- López de Maturana, Virginia: La reinvención de una ciudad. Poder y política simbólica en Vitoria durante el franquismo (1936-1975), Bilbao, UPV/EHU, 2014.
- Rivera Blanco, Antonio: La ciudad levítica. Continuidad y cambio en una ciudad del interior (Vitoria, 1876-1936), Vitoria-Gasteiz, Diputación Foral de Álava, 1992.
- Rivera Blanco, Antonio (dir.): Dictadura y desarrollismo. El franquismo en Álava, Vitoria-Gasteiz, Ayuntamiento, 2009.
- Rivera, Antonio y De Pablo, Santiago: Profetas del pasado. Las derechas en Álava, Vitoria-Gasteiz, Ikusager, 2014.


Virginia López de Maturana (Vitoria-Gasteiz, 1981). Profesora ayudante doctora del Departamento de Historia Contemporánea de la UPV/EHU (acreditada contratada doctora). Especialista en historia del franquismo en Álava. Entre otras obras, ha publicado La reinvención de una ciudad. Poder y política simbólica en Vitoria durante el franquismo, 1936-1975 (Bilbao, UPV/EHU, 2014); en coautoría, Álava insólita. Símbolos, mitos y lugares de memoria (Bilbao, Ed. Beta, 2018) y La Diócesis de Vitoria. 150 años de historia, 1862-2012 (Vitoria, ESET, 2013). Ha participado en un buen número de congresos en diversos países de Europa y América, siempre proyectando la imagen de Vitoria-Gasteiz para su mejor conocimiento a nivel internacional.